La Consejería de Educación suprime grupos de Infantil para favorecer la matrícula en centros bilingües y concertados

    Como viene sucediendo en los últimos años, la Consejería de Educación a través de la DAT-Capital pretende reducir la oferta educativa en varios colegios públicos de la ciudad de Madrid: CEIP República del Uruguay, CEIP Isaac Peral, CEIP Pradolongo y CEIP Breogán antes de que se conozca la verdadera demanda que van a tener dichos centros y sin tener en cuenta la demanda de matrícula de segunda opción, ni la cantidad de solicitudes que se producen fuera del periodo ordinario de matriculación. Mientras tanto, esta misma DAT-Capital concede la ampliación de líneas educativas a los centros bilingües y concertados. Ante esta situación, la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid ha iniciado actuaciones legales contra la supresión que se está llevando a cabo con manifiestas irregularidades. Además, el sindicato apoya las movilizaciones realizadas por organizaciones sindicales, diversas AMPAS, y organizaciones vecinales y educativas como Marea Verde.

    14/06/2018.
    No hay dos sin tres

    No hay dos sin tres

    Ante la decisión de la Consejería de Educación del Gobierno del PP de Madrid de suprimir un grupo de Infantil-3 años en el CEIP República de Uruguay, 3 grupos de Infantil (3,4 y 5 años) en el CEIP Isaac Peral, 1 grupo de 3 años en el CEIP Pradolongo y 1 grupo de Infantil-3 años en el CEIP Breogán, la Plataforma Regional por la Escuela Pública exige su reapertura, ya que esta medida conculca los derechos de las familias de la zona a escolarizar a sus hijos e hijas en centros educativos públicos de su elección.

    La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid quiere eliminar seis aulas de Infantil de los tres centros públicos mencionados para el próximo curso 2018/2019, sin haber finalizado el proceso completo de admisión y matriculación de alumnos.

    La Dirección de Área Territorial de Madrid Capital argumenta que tienen plazas disponibles en otros colegios de los distritos a los que pertenecen dichos centros. Desde la Plataforma Regional sabemos que esos datos no son ciertos, y además no tienen en cuenta que la distancia que tendrían que recorrer los niños para llegar a los centros donde se les ofertan plazas, es excesiva y un absoluto despropósito. Los Centros públicos República del Uruguay, Isaac Peral, Pradolongo y Breogán están situados en zonas muy desfavorecidas y muchas familias residentes en la zona no tienen ingresos que les permitan adquirir una tarjeta de transporte, por lo que las familias que no obtengan plaza en dichos centros, se verán obligadas a desplazarse a pie largas distancias y con niños pequeños.

    Además, y teniendo en cuenta la experiencia de años anteriores, es imprescindible el mantenimiento de dichos grupos por varias razones. En primer lugar, porque la naturaleza de estos centros, y la población de las zonas que los acogen, hacen que las solicitudes siempre se completen en el período extraordinario de matriculación. Una situación que se repite sistemáticamente un curso tras otro y de la que tenemos datos recogidos.

    Por otra parte, la supresión de estos grupos supondría el desplazamiento de algunas familias a centros privados-concertados afectando así a la libertad de elección de centro escolar, a la conciliación familiar y, por supuesto, a la educación pública.

    Asimismo, esta decisión va a provocar la supresión de puestos de trabajo del profesorado, o abocar a la situación de desplazados a parte del colectivo, con la consiguiente disminución de las plantillas y los recursos de los centros.

    Proyectos eficaces

    Finalmente, añadir que se trata de centros que cuentan con proyectos pedagógicos innovadores, basado en pedagogías activas y son únicos entre los centros públicos de la zona. Estos proyectos han demostrado su eficacia en unos colegios que presentan muchas dificultades socioeducativas. Dichos proyectos han supuesto y suponen mucho esfuerzo por parte de los equipos educativos, que verán reducidos sus recursos si se llegase a materializar la supresión de este grupo.

    La Dirección Territorial ha desoído las peticiones de CC OO y ha conminado a las familias de los centros afectados a cesar en las protestas que están llevando a cabo y le ha informado a alguno de ellos de que si no desiste en su intención de manifestarse, colgar pancartas en los colegios y anunciar encierros, se verá perjudicado, ya que la Consejería se ocupará de que se vean mermados los recursos de los centros, amenazándoles también con que si existía alguna oportunidad de recuperar las líneas en septiembre o el próximo año, la perderán con tales actitudes de protesta.

    Desde la Dirección Territorial se ha animado a algunos de estos centros a tomar otro tipo de iniciativas como el bilingüismo para poder recuperar las líneas. Un chantaje que no tiene en cuenta las dificultades socioeducativas y lingüísticas de la población que estos centros acogen; mirando sólo por el interés de la propia Consejería en fomentar determinadas políticas educativas que no obtienen los resultados esperados.

    La Plataforma Regional por la Escuela Pública exige a la Consejería de Educación el mantenimiento de las mismas aulas de Infantil que tuvieron el curso pasado en los CEIPs República de Uruguay, Isaac Peral, Pradolongo y Breogán; y llamamos a la movilización a las familias de estos centros y a todas las que se quieran sumar a nosotros.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.