La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid vuelve a sembrar el caos con el nuevo sistema informático RAÍCES en pleno periodo de admisión.

    CCOO denuncia la irresponsabilidad del gobierno regional por el desconcierto ocasionado por "Raíces" ayer día 7 de mayo, en que debieron publicarse los listados provisionales de alumnos admitidos y hoy día 8, primer día de reclamaciones, en todos los centros públicos y privados concertados de la Comunidad.

    10/05/2018.

    CCOO ha venido advirtiendo que el nuevo sistema no estaba preparado para afrontar el proceso más complejo que existe en la gestión educativa como es el proceso ordinario de admisión. Este proceso tiene efectos fuera de los centros y está sujeto a plazos tasados y escasos, teniendo en cuenta además que se trata de un programa que, además de a los públicos, ha incorporado a los centros privados concertados.

    Aun así, estando en periodo de prueba, y contra la recomendación dada desde los centros, el gobierno regional ha decidido confiar a este programa en pruebas semejante proceso y para todos los centros públicos y concertados de la Comunidad, con lo que, en pleno proceso de admisión, nos encontramos con los problemas que ya se venían vaticinando desde los centros educativos a lo largo de curso.

    En la mayoría de los centros se han publicado las listas provisionales de admitidos con más de un día de retraso tras quedarse colapsado el sistema el día en que tenía que generar los datos con las puntuaciones. A esta situación se añade que, una vez publicadas, se han detectado errores que han tenido que subsanarse, y el alumnado proveniente de fuera de la Comunidad de Madrid no ha sido identificado por el sistema, siendo esta una entre otras incidencias que aún están por detectar, lo que impide cuantificar todavía su alcance.

    Esta situación, además de generar enorme preocupación en los centros, ha supuesto una enorme ansiedad a las familias quienes, además, cuentan con un escaso margen de tres días para comprobar los datos y puntuaciones y reclamar. Como consecuencia, CCOO ha solicitado la ampliación de este plazo.

    CCOO manifiesta que debe ser la empresa que ha diseñado el programa "Raíces", y que por ello tiene firmado un suculento contrato con la Comunidad de Madrid, quien intervenga para poner remedio a la situación caótica que se ha generado, en lugar de cargar todo el trabajo que supone este desconcierto sobre el personal de los centros educativos. La culpa no es del personal educativo.

    Desde CCOO denunciamos ya el pasado mes de noviembre la improvisación de la Consejería de Educación de Van Grieken en la implantación de un nuevo sistema informático de gestión en los centros públicos de la Comunidad de Madrid, "Raíces", que se ha extendido también a los privados concertados, y que ha generado un gran malestar entre equipos directivos y personal de administración, dado que han recibido una deficiente formación, improvisada y precipitada, obligándolos a extender de forma maratoniana para ello sus jornadas laborales.

    CCOO denuncia, una vez más, la irresponsabilidad del Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid, que toma decisiones inadecuadas y perniciosas sin escuchar lo más mínimo a los centros docentes y a sus representantes, y aun en su contra.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.