Huelga 22 y 23 septiembre
  • Documentos

    CCOO rechaza el protocolo de la Consejería de Educación sobre la reapertura de centros de Educación Infantil de primer ciclo

      CCOO considera que las Escuelas infantiles tienen unas características específicas que vienen definidas por las edades de los alumnos; por ello, entiende que la adopción de las medidas contenidas en este protocolo no constituye una garantía de absoluta seguridad.

      22/06/2020.
      Nueva normalidad: incorporación Educación Infantil de primer ciclo

      Nueva normalidad: incorporación Educación Infantil de primer ciclo

      La Consejería de Educación ha publicado una circular conjunta de la Dirección General de Educación Infantil y Primaria y de la Dirección General de Educación Concertada, Becas y Ayudas al Estudio relativa a la reapertura de los centros de la red pública de primer ciclo de educación infantil, así como de los centros privados autorizados para impartir primer ciclo de educación infantil, para realizar actividades con alumnos durante el curso 2019/2020.

      Esta circular, que no se ajusta a la realidad de las Escuelas infantiles, hace referencia al documento del Ministerio de Sanidad en el que se definen las Medidas de prevención e higiene frente al COVID 19 para la reapertura parcial de los centros educativos en el curso 2019-20, un documento que define lo mismo para todos los niveles educativos.

      CCOO considera que las Escuelas infantiles tienen unas características específicas que vienen definidas por las edades de los alumnos; por ello, entiende que la adopción de las medidas contenidas en este protocolo no constituye una garantía de absoluta seguridad, ya que el comportamiento de los niños y niñas de esta edad no está sujeto al cumplimiento de normas determinadas, como puede ser el mantenimiento de una distancia interpersonal de ciertos metros, no acercarse a jugar con otros niños de su edad o no compartir espacios, objetos, juguetes, etc.

      Para los profesionales de esta etapa resulta complicado compaginar las medidas de higiene recomendadas para garantizar su propia seguridad y la del alumnado con la atención y cuidado de los niños y niñas. En este mismo sentido, la Asociación Española de Pediatría ha manifestado que este grupo de edad (0 a 3 años) es el de mayor nivel de riesgo ante un posible contagio o transmisión del coronavirus. La recomendación general es que, en la medida de lo posible, los pequeños no se incorporen a las escuelas infantiles hasta que la pandemia se haya contralado por completo.

      El hecho de que estas medidas tengan un arco temporal de un mes viene determinado exclusivamente por una cuestión de conciliación. CCOO denuncia que esta Administración sitúe los intereses de las empresas y la necesidad de conciliación de las familias por encima de los derechos de los niños de esta etapa. El 16 de abril, la OMS definió los principios a tener en cuenta a la hora de plantear el desconfinamiento, que consisten en romper la cadena de trasmisión, minimizar los riesgos en lugares con alto potencial de contagio, establecer medidas preventivas en los lugares de trabajo y promover el teletrabajo. Es evidente que estas medidas, por la propia edad de los niños, hacen que los riesgos para ellos y para los trabajadores sean muy altos.

      Ante estas medidas, la Consejería precisa que la asistencia de los alumnos será con carácter voluntario, y que tendrán preferencia aquellos alumnos cuyos progenitores deban trabajar fuera de su domicilio. CCOO denuncia que, con esta indefinición sobre las ratios, podrían asistir voluntariamente todos los alumnos matriculados en el centro, lo que constituye una irresponsabilidad por parte de una Administración únicamente preocupada por la apertura rápida y poco reflexiva de los centros. Todas las Administraciones que han decidido llevar a cabo esta medida han definido unas ratios de 4/5, y que nunca se superen los 5 niños por espacio.

      CCOO afirma, asimismo, que estas medidas de prevención tampoco hacen referencia al aumento de plantillas que supone el mantenimiento constante de la limpieza y desinfección del centro. Por otra parte, la definición del material necesario para los equipos de protección del personal resulta insuficiente en las escuelas infantiles, en las que todas las tareas implican un contacto estrecho con el alumno. Sin embargo, tal y como denuncia CCOO, esta Administración resuelve el problema con una mascarilla quirúrgica y unos guantes, cuando la propia Resolución de la Dirección General de Función Pública, por la que se aprueban instrucciones sobre el procedimiento y las medidas de incorporación a los puestos de trabajo de los empleados públicos de la Comunidad de Madrid con motivo de covid-19, establece que el personal docente de educación infantil es uno de los grupos que se encuentra en una situación de riesgo por posible exposición al SARS-CoV-2.

      CCOO rechaza estas medidas por insuficientes y tardías. Igualmente, rechaza la apertura de las escuelas infantiles como medida exclusivamente conciliadora y con ámbito temporal delimitado al mes de julio, un mes complicado en estas edades y en estos centros por causa de las altas temperaturas, que se une a la dificultad añadida de tener que incorporar al trabajo diario equipos de protección personal.

      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.