Huelga 22 y 23 septiembre
  • Documentos

    Garantizar la salud de quien oposita y apostar por la estabilización del empleo deben ser una obligación de las administraciones educativas

      La Federación de Enseñanza de CCOO (FECCOO) considera que una decisión común sobre la convocatoria de las oposiciones en educación, en la que se anteponga la salud de las personas, debería haber sido lo correcto.

      31/03/2020.
      Cualquier decisión que no esté coordinada a nivel estatal es perjudicial para el conjunto de aspirantes.

      Cualquier decisión que no esté coordinada a nivel estatal es perjudicial para el conjunto de aspirantes.

      Desde el comienzo de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, la Federación de Enseñanza de CCOO ha pedido anteponer en todo momento la salud por encima de cualquier otro criterio. Por ello exigió el cierre inmediato de los centros educativos y la organización de la actividad lectiva a través de medios telemáticos.

      En este contexto, en el que día a día se suceden datos de contagios, aumento de las hospitalizaciones y fallecimientos, la integridad de todas las personas debe ser la prioridad de todas las autoridades, para, con la mayor unanimidad y coherencia posible, lograr superar la pandemia.

      El pasado 20 de marzo, CCOO planteó en la reunión de la mesa de negociación con el Ministerio de Educación y Formación Profesional la necesidad de tomar una decisión sobre la convocatoria de oposiciones de 2020. CCOO siempre ha defendido que la decisión sea consensuada y unánime en el ámbito estatal, garantizando que no se pierda ninguna de las plazas previstas en 2020 y que se ponga por delante la salud de las personas aspirantes.

      La semana pasada la Conferencia Sectorial de Educación, compuesta por el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, no consiguió llegar a un acuerdo unánime al respecto y planteó que las distintas administraciones hiciesen llegar su posición al respecto. Desde el jueves 26 se han sucedido las reuniones de algunas mesas sectoriales en las comunidades. La gran mayoría están optando por posponer la celebración de las pruebas al año 2021, no así otras, que, o bien no han tomado una decisión esperando la opinión mayoritaria, o bien pretenden seguir adelante con la convocatoria.

      Cualquier decisión que no esté coordinada a nivel estatal es perjudicial para el conjunto de aspirantes y pone en riesgo el calendario de alternancia de convocatoria de los distintos cuerpos que tanto ha costado conseguir tras los recortes en oferta de empleo de los años de crisis económica.

      Además, la Federación de Enseñanza de CCOO exige al Ministerio de Educación y Formación Profesional y a las comunidades autónomas que sellen un acuerdo en el que se comprometan a mantener las plazas convocadas y continuar con los procesos de estabilización que ya han conseguido que 51.550 personas hayan sacado la plaza, el 80% personal interino.

      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.