CCOO cuestiona la “Tercera hora” de educación física en los colegios a costa del tiempo de recreo, comedor y otras asignaturas

    La Consejería pretende implantar paulatinamente la medida a partir del próximo curso en la ESO y la Formación Profesional básica.

    13/01/2020.
    La "Tercera hora” de educación física se impondría a costa del tiempo de recreo, comedor y otras asignaturas.

    La "Tercera hora” de educación física se impondría a costa del tiempo de recreo, comedor y otras asignaturas.

    Manifestamos nuestro escepticismo respecto al programa “Tercera hora”, una medida de la Consejería de Educación mediante la cual se implantará una tercera hora de educación física en los centros educativos de la región a partir del próximo curso escolar.

    Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de enseñanza de Madrid, ha afirmado que “aunque de forma descontextualizada la idea sea buena, lo cierto es que la medida es una ocurrencia de la Consejería que no ha sido presentada oficialmente al Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid ni ha sido pactada con los profesionales de la educación. El problema radica en de dónde se pretende “sacar” este tiempo de más para la Educación física”.

    La intención de la Consejería de Educación es “sacar” esta tercera hora utilizando periodos anteriores a las clases, el tiempo de recreo o de comedor, lo que, según Galvín, “pone en riesgo la parte lectiva de algunas asignaturas y áreas de educación secundaria como Tecnología o Robótica, y en educación primaria deja al descubierto el desconocimiento total de la Consejería de las pausas de descanso que necesitan los alumnos. No se puede recortar mucho más a media hora de recreo”.

    La falta de infraestructuras adecuadas para implantar esta medida es otro problema añadido. “Los recortes han provocado que muchos centros de Madrid no cuenten con instalaciones adecuadas para impartir estas clases", afirma Galvín. "Muchos colegios se están apañando con parques cercanos o canchas viejas. Hay otros modos de combatir la obesidad y el sedentarismo de nuestro alumnado sin quitar tiempo al recreo o a otras asignaturas; por ejemplo, se pueden potenciar las actividades físicas extraescolares facilitando la gratuidad de acceso a los polideportivos municipales. Asimismo, las enfermeras y enfermeros de los centros escolares deberían desempeñar un importante papel en el cuidado físico y a la salud de los escolares”.

    “Esta iniciativa ni es razonable ni se ha razonado. La Consejería debería dejar de hacer campaña y marketing con la educación en Madrid”, concluye Galvín.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.