CCOO advierte de que "vuelve el aguirrismo" a la educación madrileña

    Comisiones Obreras considera que el nuevo equipo de la Consejería de Educación y los cambios introducidos en su estructura reflejan una "vuelta al aguirrismo" y una nueva "ofensiva" contra la "igualdad real de oportunidades en la educación".

    30/08/2019.
    "Vuelve el aguirrismo" a la educación madrileña

    "Vuelve el aguirrismo" a la educación madrileña

    "Se recupera parte del equipo de Lucía Figar -una viceconsejera, dos directoras generales y la presidenta del Consejo Escolar- que anticipó la aplicación de la Lomce en Madrid; que cedió más de 90 parcelas para centros concertados e inició el cheque escolar, primero en Infantil y luego en FP", critica Galvín.

    Sostiene, además, que "es el equipo que en 2011 estuvo en primera línea durante los mayores recortes que ha sufrido ningún sistema educativo autonómico en España", siendo Enrique Ossorio consejero de Hacienda en el gobierno de Esperanza Aguirre.

    Desde entonces, el gasto en educación cayó en "más de 1.000 millones de euros; las becas y ayudas, en 22 millones; las enseñanzas de Secundaria y FP, cuentan con 100 millones menos; la educación compensatoria, con 70 millones menos; la de adultos pierde 15 millones".

    A este equipo, "se incorporan 2 viceconsejeros procedentes del equipo de Wert, el ministro de Educación que impulsó la Lomce, también llamada ley Wert, rechazada por la intensa mayoría de la sociedad y de la comunidad educativa", continúa. Tras señalar que la exconsejera Figar y el ministro Wert "han sido los responsables educativos más contestados de los últimos 40 años", Galvín considera que recuperar a miembros de ambos equipos para gestionar la educación madrileña es "una mala noticia".

    Con estos nombramientos, PP y Ciudadanos "mandan el mensaje de pretender entrar en batalla contra el gobierno central", en vez de acatar la normativa que en Madrid sigue sin cumplirse: bajada de ratios y del horario lectivo del profesorado, sustitución de bajas, eliminación de las reválidas.

    "Estamos ante un auténtico cierre de filas que anticipa un total radicalismo en lo económico, en lo relativo a privatización, mercado educativo mediante concierto o cheque escolar y todo tipo de medidas, hasta la ordenación académica, que favorecen la educación privada y concertada en detrimento de la pública".

    De hecho, "se crea una Dirección General que gestionará estos centros, al parecer para que puedan tener otras condiciones diferenciadas y distintas a los las que se imponen a la enseñanza pública", según Galvín. Respecto al organigrama, publicado ayer en el BOCM, es "un despropósito en términos técnicos, profesionales y de funcionamiento eficiente de la administración educativa".

    La ordenación académica, la organización escolar, la planificación deberían tener "un tronco común para que el derecho a la educación se ejerciese sin hacer diferencias entre unos niños y otros en función de donde estudien".

    Sobre la nueva Dirección General (DG) de Educación Concertada, Becas y Ayudas, Galvín pregunta si "las becas y ayudas sólo serán para el alumnado de la concertada y la privada"; si la escolarización se hará segregada y si la ordenación académica será diferenciada.

    También cuestiona si las direcciones generales (DG) de Primaria, Secundaria, Bachillerato, FP y Régimen Especial "solo tendrán responsabilidad sobre los centros públicos no bilingües", y si la inspección "tendrá algo que decir sobre los centros concertados, ya que no figura por ningún lado".

    Para CCOO, este nuevo gobierno de la Comunidad de Madrid "se ha organizado, de forma ya explícita, para realizar una nueva ofensiva contra la educación pública", ante lo cual el sindicato mayoritario en la enseñanza "se prepara para defender el derecho a la educación, sin exclusión".

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.