El Área Pública de CCOO analiza el desarrollo de los acuerdos y define los objetivos para los próximos meses

    El 24 de abril se ha reunido el plenario del Área Pública de CCOO, formada por las federaciones de Servicios a la Ciudadanía, Sanidad y Sectores Sociosanitarios y Enseñanza, para hacer un balance del trabajo realizado y marcar estrategia.

    27/04/2019.
    Plenario del Área Pública de CCOO, 24 de abril de 2019

    Plenario del Área Pública de CCOO, 24 de abril de 2019

    Pasado un año desde la firma del II Acuerdo, el 9 de marzo de 2018, un elemento esencial a destacar del mismo es, sin duda, la recuperación de la negociación colectiva, que no sin dificultad en algunos espacios, está permitiendo desbloquear una parte importante del trabajo sindical en el ámbito de lo público, además de haber sido un instrumento destacado e imprescindible para abrir espacios a la negociación colectiva de carácter general.

    En este sentido, el plenario ha tenido un doble objetivo: por un lado, hacer un balance del grado de cumplimiento del I y II Acuerdo en cada uno de los ámbitos (CCAA, Administración Local, Justicia, AGE, Sanidad, Enseñanza y empresas públicas) y, por otro lado, marcar la política de acción sindical para los próximos meses, donde hemos acordado presentar nuestras prioridades a través de una campaña reivindicativa que se presentará a principios de mayo, con una rueda de prensa y posteriormente a través reuniones y asambleas por todo el territorio.

    El Área Pública dispone de una hoja de ruta clara y con la suficiente proyección para los próximos meses. Por una lado, por la presentación de los contenidos del documento de propuestas que se ha remitido a los partidos políticos, que sintetiza las reivindicaciones que tenemos como representación mayoritaria de las trabajadoras y trabajadores públicos. Y por otro, por el impulso que seguimos manteniendo para desarrollar campañas sostenidas, trabajo sindical cotidiano y presencia en todos los procesos reivindicativos, lo que se está traduciendo en mejora de los resultados en las elecciones sindicales, pese a los obstáculos, las manipulaciones, las difamaciones y las trampas a las que nos someten sindicatos corporativos y sus acólitos políticos.

    El plenario del Área Pública ha manifestado una amplia coincidencia en el análisis de la importancia de los Acuerdos de 29 de marzo de 2017 y 9 de marzo de 2018, que no hubieran sido posibles sin el tesón de CCOO, fruto del trabajo que iniciamos en 2016 y que impulsado a través de las campañas #RecuperarLoArrebatado y #AhoraLoPúblico desde julio del 2017, han impuesto el restablecimiento de la negociación colectiva.

    Algunos objetivos alcanzados son:

    Respecto de los incrementos salariales, tanto en 2018 como en este año 2019, hemos conseguido el objetivo máximo marcado en el II Acuerdo, parte fija y variable, 1,75% y 2,50% respectivamente.

    No podemos decir lo mismo en lo que respecta al reparto de los fondos adicionales, que están siendo mucho más problemáticos, tanto en el inicio de la negociación como en los conceptos salariales donde deben ir, señalando los pocos acuerdos adoptados. De ahí que se haya denunciado por CCOO en la Comisión de Seguimiento, celebrada el 28 de febrero, donde hubo un compromiso expreso por parte del secretario de Estado de Función Pública, para recoger en un escrito tanto la obligatoriedad de negociar los fondos adicionales como la correcta interpretación del Acuerdo respecto a “podrá negociarse”, hecho que se ha materializado en un Certificado de Función Pública en estos términos, que debe servir para desbloquear el reparto de los mismos y que se proceda sin más retrasos a su negociación.

    En materia de empleo y Ofertas de Empleo Público ordinarias, el II Acuerdo se circunscribe sólo al 2018, en línea con el primero, dejando 2019 y 2020 abierto a mejoras en tasa de reposición, hasta conseguir nuestro objetivo que no es otro que la eliminación de la tasa de reposición, garantía para la recuperación del empleo perdido, pero también para adelantarse a la renovación de plantillas, del todo necesario ante alto porcentaje de empleadas y empleados públicos con edad muy cercana a la jubilación. Con la publicación del RDL 24/2018 de retribuciones y la no aprobación de los PGE 2019, se perdió una oportunidad para introducir la mejora en la tasa de reposición, lo que seguiremos peleando hasta su eliminación.

    Sobre el proceso de estabilización en el empleo hay que destacar la lentitud con la que se está desarrollando. Se inicia con el I Acuerdo de 2017, circunscrito a servicios prioritarios, por lo que hasta la firma del II Acuerdo no se extiende a todos y cada uno de los puestos de trabajo, universalizándose así el proceso.

    En la mayoría de los ámbitos las negociaciones no se han iniciado hasta prácticamente el segundo semestre del 2018, muchas de ellas con la intención de unificar ambas ofertas 2017/2018, que están aún por cerrar en muchos ámbitos, con la aparición de problemas para la identificación de las plazas que han de salir a los procesos de estabilización, no siendo menores los conflictos que surgen en torno a los sistemas selectivos.

    Hasta el momento publicadas en los boletines oficiales de los distintos ámbitos para las ofertas 2017/2018, ordinarias y de estabilización, se han convocado más de 330.000 plazas, que aún siendo una cifra importante, todavía está lejos de las más de 600.000 que desde CCOO hemos venido identificando, bien como puestos dejados de convocar al bloquear las OEP.

    En cuanto a otras condiciones de trabajo recogidas en el Acuerdo, el restablecimiento de la jornada de 35 horas, condicionado al objetivo de déficit, equilibrio presupuestario y regla de gasto, no ha avanzado como estimábamos necesario, con una recuperación insuficiente, un objetivo a alcanzar plenamente en el nuevo periodo en el que entramos, que parte por la desvinculación de los objetivos de déficit.

    100% en caso de IT, recuperado en la casi totalidad de los ámbitos que lo tenían reconocido, aunque hay que destacar el problema que hemos denunciado desde Sanidad, respecto a la no recuperación de determinados complementos.

    En planes de igualdad y medidas de corresponsabilidad e igualdad, seguiremos trabajando para la mejora, ante la inaceptable situación en la que se encuentran estas medidas, con solo cinco planes de igualdad en otras tantas comunidades autónoma y el de la AGE, deficientes en la mayoría de los casos.

    Hay que destacar que la firma del II Acuerdo ha supuesto un instrumento clave para impulsar o desbloquear la negociación en las mesas generales y sectoriales, convenios colectivos para el personal laboral o los acuerdos para el personal funcionario, destacando el acuerdo sobre el IV Convenio Único para el personal de la Administración General del Estado, el convenio y acuerdo en la Comunidad de Madrid, acuerdos firmados en la Mesa General del País Valencià —primero suscrito en solitario por CCOO en el mes de julio y ratificado recientemente por el resto de sindicatos hace unos días—, otros acuerdos con importantes logros en Extremadura o en Andalucía, donde destaca el avance en permiso de paternidad, hasta las 20 semanas, anterior al RDL que recoge el permiso de paternidad a 16 semanas equiparándolo al de maternidad. En contraposición la situación de Euskadi y Castilla-La Mancha, donde se han cerrado sin acuerdo las respectivas mesas generales.

    En cuanto al sector público empresarial estatal, el grupo Fomento, a pesar de haberse firmado en algunas de las grandes empresas los convenios colectivos, Renfe, Adif, Puertos y Sasemar, estos se han visto paralizados por la Comisión de seguimiento de la negociación colectiva de las entidades del sector público empresarial, conformada por responsables de los ministerios de Hacienda y de Trabajo.

    Una acción de gobierno incomprensible, que hemos rechazado, y que ha sido respondida con convocatorias de movilizaciones en las empresas afectadas, que tras semanas de desencuentros y conflicto, han permitido desbloquear su aplicación, si bien se mantiene la vigilancia por si el Gobierno volviera a las andadas, desdiciéndose de los acuerdos firmados.

    En el debe del actual Gobierno está la poca cultura de diálogo e interlocución que han desplegado en ministerios como Fomento y Hacienda, cuando lo normal hubiera sido tener interlocución fluida para desbloquear situaciones conflictivas y superar enfrentamientos inaceptables de bloqueo.

    Exigiremos cumplir lo pactado y seguir recuperando derechos, en salarios, en empleo, acabar con la precariedad laboral, eliminar la tasa de reposición, recuperar la de jornada 35 sin condicionamientos, planes de igualdad, conciliación y corresponsabilidad, carrera profesional, así como el desarrollo del EBEP.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.