Día Internacional de la Visibilidad Transgénero

    Es una conmemoración anual que tiene lugar el 31 de marzo, dedicada a la celebración de las personas trans y la sensibilización en contra de la discriminación hacia las personas trans en todo el mundo. La festividad fue fundada por la activista transgénero de Michigan Rachel Crandall en 2009. En 2014, este día de conmemoración fue reconocida por las personas activistas en todo el mundo. Es imposible olvidarse también de los referentes del Estado español. Más en este año en que desde la FELGTB se recupera la memoria de las personas mayores LGTB para rendirles homenaje. Porque la Historia de este país está repleta de sufrimiento, el que se infligió especialmente a las personas trans que no podían hacer otra cosa que dar la cara si deseaban vivir de acuerdo con su género. Personas, por lo general, discriminadas por sus familias que preferían que desaparecieran del entorno cercano. Personas expulsadas del mercado laboral y “obligadas” a permanecer en la economía sumergida para subsistir.

    31/03/2019.
    Temas
    Día Internacional de la Visibilidad Transgénero

    Día Internacional de la Visibilidad Transgénero

    SEGÚN UN SONDEO realizado recientemente por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), que ha contado con la participación de 70 personas trans, casi el 70% afirmaron haber sido insultadas en el último año, el 31% fueron acosadas y un 42% sufrieron negación al acceso laboral.

    Hablar de LGTBifobia significa hablar de discriminación y es absolutamente bochornoso para un país democrático, con supuestas leyes que atienden a las necesidades de las personas LGTBI, que un porcentaje de esta población aún se vea expulsada del mercado laboral. La LGTBifobia viene acompañada, por lo general, de machismo. Y esas ideas machistas se lo ponen mucho más difícil aún a las mujeres trans, que renunciaron a sus privilegios masculinos.

    La violencia verbal, la violencia física es intolerable y habrá que continuar optando por la sensibilización y la educación de la población; pero hay otra violencia estructural más difícil de atajar y las instituciones deberían tomar cartas en el asunto, como es el acceso al empleo o como es la discriminación en los servicios sanitarios, por ejemplo (un 31% reconoce haberla sufrido).

    A nivel internacional, se continúa avanzando; en 2018, la Organización Mundial de la Salud eliminó, por fin, la transexualidad del listado de trastornos mentales. El Parlamento Europeo también aprobó una resolución de mucho interés que pone por delante de toda la autodeterminación personal y anima al reconocimiento jurídico de las personas trans.

    Sin embargo, nuestra legislación actual Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas sigue considerando a las personas trans como “enfermas”. Exigimos que la autodeterminación personal esté por encima de un diagnóstico médico de” disforia de género” para poder hacer un cambio registral de género y para poder acceder a todos los tratamientos médicos que cada quien decida.

    Es imprescindible actuar también en el ámbito educativo, desde la Federación de Enseñanza de CCOO se insiste en: “Exigencia a todos los centros educativos, así como a las administraciones educativas, de una diversidad afectiva y sexual que promueva una educación sexual que supere los contenidos heterosexistas, para que se ofrezcan a toda la comunidad educativa programas de formación en prevención de la LGTBiQ+fobia”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.