CCOO acusa a Van Grieken del “flagrante incumplimiento” de la ley que regula los requisitos mínimos que deben tener los centros educativos

    La secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, tacha de “irresponsables e insensatas” las declaraciones del consejero de Educación de la Comunidad de Madrid sobre el ‘tranquilo’ inicio del próximo curso, y la ‘reorganización’ de los espacios en los centros educativos de la región.

    21/08/2018.

    CCOO Madrid ha acusado hoy al consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, del “flagrante incumplimiento” de la ley que regula los requisitos mínimos que deben tener los centros educativos. La secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, ha denunciado que lo que el consejero nombra como “reorganización” se trata de un “flagrante incumplimiento del R.D. 132/2010 por parte de la Consejería de Educación”. La responsable sindical explica que este Real Decreto es el que regula los requisitos mínimos que deben poseer los centros educativos en cuestiones relativas al tamaño de las aulas, la obligatoriedad de que los centros tengan gimnasio, aula de música e informática, aula de usos múltiples, biblioteca o zona de patio que está regulada según la etapa educativa de los niños que estudian en ella.

    Galvín ha recordado a Van Grieken que “su obligación es cumplir la ley” y, en este caso, cumplir este Real Decreto de requisitos mínimos. A su juicio, las declaraciones efectuadas ayer por el consejero “son irresponsables e insensatas y expresan la falta de respeto y consideración hacia el alumnado, el profesorado y las familias de la escuela pública que está sufriendo un maltrato y una discriminación por parte del Gobierno de Garrido y del Partido Popular”.

    Para CCOO, “no se trata de casos aislados”. Según apunta el sindicato, la situación se repite y pueden llegar a 10.000 niños y niñas los afectados por las construcciones por fases. Isabel Galvín explica que los problemas son muy variados, “en unos casos supone dar clase en el comedor, en otros hacer los apoyos o la atención al alumnado con necesidades educativas especiales en los pasillos, o bien en ir al parque cercano a realizar Educación Física o en convertir la salida de emergencia en el aula de Música y de Religión”. Además, señala que en algunos centros “tampoco hay sala de profesores ni espacios específicos para la administración y gestión de los centros”.

    Ante este grave escenario, Galvín ha anunciado que CCOO está realizando un informe completo y exhaustivo de la situación que presentará próximamente. CCOO, que ya ha denunciado ante la inspección de trabajo y en los tribunales la situación del CEIP Cervantes, advierte de que “hará lo mismo con cada caso en los que se vulnere el RD 132/210” además de estar estudiando otra iniciativas, “porque la vulneración de la normativa en materia de construcciones no es puntual sino sistemática, y eso no puede ser pasado por alto ni salir gratis a los responsables políticos que encuentran en esta forma de actuar una vía para perjudicar el interés general y, en particular, el interés de miles de niños y niñas que ven vulnerado su derecho a la educación y sufren un agravio comparativo irreparable”, remachó Galvín.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.