CCOO comprueba "in situ" carencias múltiples de centros de educación en el inicio de curso

    La Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid realizó ayer una ruta por varios centros de educación coincidiendo con el inicio de curso para comprobar “in situ” las deficiencias existentes. Así, la denominada “construcción por fases” ha propiciado que haya centros que no puedan abrir sus puertas o se encuentren empantanados en obras, como es el llamativo caso del CEIP Andrea Casamayor de Paracuellos. CCOO también ha denunciado la falta de profesorado, dos de media en cada centro, o el cierre de unidades (aulas) de la escuela pública que se deriva a la concertada. Ver galería de fotos aquí >>>

    07/09/2018.
    Centros en obras

    Centros en obras

    A juicio del sindicato, en este inicio de curso se evidencia que no hay plazas públicas suficientes en un porcentaje altísimo de los colegios públicos de Madrid y que existen unas ratios elevadas por encima de lo que dice la norma en un 30 por ciento.

    Además, las familias que optan por la escuela pública no tienen plazas públicas suficientes porque no se han reabierto las aulas que se cerraron en el proceso de recortes.

    Otro gran problema que destaca el sindicato es la política de la llamada “construcción por fases”, tal como también se pudo atestiguar ayer en el colegio Averroes de Arroyomolinos o el Andrea Casamayor de Paracuellos.

    Este último centro se encontraba el día de ayer sin entrada principal, sin ventanales y rodeado por zanjas, por lo que las madres y los padres mañana decidirán si dejan a sus hijos e hijas en medio de esa selva de cascotes y excavadoras.

    Respecto al Averroes, de Arroyomolinos, se encuentra en las últimas fases y, aunque hay aulas, las obras continúan y con ellas debe convivir el alumnado. Además, “aunque hay aulas, no existen zonas comunes por lo que se está hurtando a niños y niñas del derecho básico a educación en condiciones de dignidad”, tal como ha señalado Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid.

    En este escenario, para el sindicato resulta inexplicable que la región de Madrid esté a la cabeza del crecimiento económico en España y la educación pública se mantenga en crisis.

    Asimismo, CCOO ha denunciado la desesperada situación que desde mayo vienen viviendo muchas familias en centros en los que la Consejería ha decidido cerrar aulas y derivar alumnado a centros concertados. Este era el caso del Colegio Público Uruguay hasta media mañana de ayer, cuando, por fin, el consejero de Educación ha decidido ceder a la presión de las familias y de la propia Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid y mantener esa línea, circunstancia que constata que la lucha por la escuela pública y el derecho a la educación da sus resultados y merece la pena.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.