El consejero de Educación, Van Grieken, intenta maquillar su incompetencia en Getafe

    El consejero de Educación de Madrid ha visitado el CEIP María Blanchar de Getafe, uno de los cinco centros de la localidad aún inacabados a solo dos días del comienzo del curso escolar. Es una muestra manifiesta de la incompetencia del consejero, Rafael Van Grieken, y de su falta de compromiso con la escuela pública. El alumnado afectado por obras que tiene matrícula en Getafe supera con creces los 800.

    06/09/2018.
    CEIP María Blanchar de Getafe

    CEIP María Blanchar de Getafe

    A solo dos días del comienzo del curso escolar en primaria, el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, junto al director de la DAT-Sur, Manuel Bautista Monjón, y otras autoridades del Gobierno regional, han visitado el CEIP María Blanchar de Getafe para “inaugurarlo” de manera oficiosa.

    Lo lamentable del asunto es que las obras del colegio están sin finalizar, a pesar de los esfuerzos de última hora de la empresa constructora para avanzar en su construcción. Así, de lo licitado en esta primera fase de construcción (otro fiasco denunciado por CCOO, la llamada “construcción por fases”) solo están listas las aulas. Falta además por construir el comedor y la parte posterior del centro, la que el Consejero no vio, que permanece llena de escombros y con obras.

    Desgraciadamente, el caso del CEIP María Blanchar no es el único en Getafe. Forma parte de una lista de cinco centros en obras en esta localidad y que tampoco van a estar listos el día 7 de septiembre. Es el caso del CEIP Miguel de Cervantes, donde el gobierno del PP de la Comunidad de Madrid lleva años incumpliendo sistemáticamente sus compromisos. Sin ir más lejos, en dos días tendrían que estar listas 12 aulas, pero solo lo van a estar 6, lo que va a implicar muy probablemente volver a “montar” aulas en despachos

    Gravísimo es también el caso del CEIP El Bercial pues, por segunda vez en poco tiempo, la empresa constructora adjudicataria ha abandonado el proyecto y la obra se ha quedado sin hacer. La solución que aportan los subordinados de Van Grieken es dar clase en el comedor. El listado continúa con el colegio Emperador Carlos V, donde difícilmente estará acabado todo el 7 de septiembre; el IES Elisa Soriano Fisher, donde faltan equipamientos como el gimnasio y el profesorado trabaja sin equipos informáticos; o el CEIP Daoíz y Velarde, cuyo equipo directivo realiza su trabajo en un aula porque la Consejería de Educación no ha construido todavía los despachos correspondientes, ni parece que tenga previsto hacerlo, ya que ni esta obra, ni la del vallado del centro, están siquiera presupuestadas.

    Todo el alumnado matriculado en estos centros queda evidentemente perjudicado, pues tiene que convivir entre obras, cables y escombros al entrar o salir del centro, al cambiar de aula, al salir al servicio, etcétera. Con todo, las cifras de los que se ven “directamente” afectados no es precisamente un paliativo: 200 afectados en el CEIP Cervantes; 75 en el CEIP del Bercial, 75 en el CEIP María Blanchar; y 120 en IES Elisa Fischer y otros 75 del CEIP Emperador Carlos V. Todo ello suma 545 alumnos y alumnas “directamente” afectados.

    En este sentido, a juicio de Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, “solo con los alumnos de los CEIP Cervantes, que tiene 413 alumnos matriculados, y el Emperador Carlos V, con unos 530, se supera la cifra de 800, por lo que”, apunta irónicamente Galvín “seguramente, los famosos 800 alumnos que ha contabilizado el consejero como afectados por las obras, y a cuyas familias ha pedido disculpas, se referían exclusivamente a dos centros de Getafe”.

    CCOO ha estado, está y seguirá estando con el alumnado, sus familiares y el profesorado de estos centros en su lucha por una educación pública de calidad. Por ello el sindicato lleva tiempo denunciando tanto estas irregularidades como muchas otras en toda la Comunidad de Madrid, y lo seguirá haciendo para forzar al gobierno del PP de la región a cumplir con sus compromisos con la ciudadanía.

    Desde CCOO se insiste en que el curso empieza el día 7 de septiembre, pero las obras tienen que estar hechas y no se cumplen los compromisos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.