CCOO alerta de que la “bajada” de tasas de las EOI anunciada por Garrido no es lo que parece

    El Gobierno de Madrid anuncia una bajada de las tasas de matricula en las EOI de hasta el 11% en algunos de los cursos tras haberlas subido, en el 2010, una media del 126%. Esta medida acompaña a la implantación del nuevo Decreto de regulación de la Escuelas de Idiomas rechazado por los equipos docentes, equipos directivos y alumnado.

    06/08/2018.
    EEOOII

    EEOOII

    El Gobierno de Garrido ha publicitado la bajada de las tasas de acceso a las EOI hasta un 11%. Según ha sido anunciada, y pendientes de cómo se queda plasmada cuando se publique en el BOCAM, es una medida totalmente insuficiente tanto cuantitativa como cualitativamente. Se centra en el coste de algunos de los cursos sin mencionar el resto de cursos o los exámenes libres ni las otras tasas administrativas que venía abonando el alumnado. Además, según lo manifestado por la Consejera de Hacienda, la medida no viene acompañada de las tan necesarias exenciones o reducciones para personas en paro o con bajos ingresos así como las reducciones en las matriculas de segundos y terceros idiomas.

    Para entender el mínimo impacto de esta medidas, hay que recordar que el “tasazo” aplicado a la Escuelas de Idiomas, en 2010, supuso una subida que osciló entre el 12% por apertura de expediente y el 216% que incrementó la prueba de nivel para determinar en qué curso podía matricularse el futuro alumno. Los cursos, de 60 horas repartidas en un cuatrimestre, dejaron de costar 180 euros (tres euros la hora) y pasaron a costar, el de "perfeccionamiento de destrezas" 240 euros (cuatro euros la hora) una subida del 33% y el "perfeccionamiento de lenguaje específico de perfil profesional", a 420 euros (siete la hora) una subida del 133%. Además de los nuevos precios, añadieron nueva tasa que hasta ese momento no se cobraba. Los "servicios administrativos", que desde entonces se han pagado cada curso, 19 euros. Subieron también los derechos de examen para los alumnos que únicamente se presentan a las pruebas de los certificados. Presentarse por libre costaba 44 euros desde 1998, se subió hasta 75 euros, un incremento de 70%.

    Tras el “tasazo”, en estos años, un total de 14.000 alumnos han dejado de matricularse en nuestras EOI. De casi 60.000 matrículas que había en 2010, han bajado hasta 37.500 en 2018, como consecuencia directa de decisiones políticas “el tasazo” o la eliminación del nivel avanzado en todos los idiomas, que le ha restado competitividad y atractivo entre los estudiantes. Así, mientras en Madrid se ha perdido cerca del 45% del alumnado en el resto de España, en un mismo contexto de alta tasa de paro y necesidad de busca de mejores oportunidades laborales, el número de personas matriculadas en las Escuelas de Idiomas subió en torno al 10%.

    El Gobierno de Garrido, anuncia en su comunicado de prensa “que los cursos de 90 horas tendrán un coste de 188 euros y el precio público de los de 135 horas será de 250 euros anuales”. Y presumen de que ”los cursos eran de 120 horas por 250 euros. Además, con esta nueva normativa, se reducen de manera significativa la matrícula de los cursos de perfeccionamiento (4 euros por hora) y la de los cursos de perfeccionamiento de lenguaje específico de perfil profesional (7 euros por hora)”.

    Como se puede comprobar, comparando los precios, se trata de un engaño mayúsculo, ya que en algunos casos no se bajan los costes, sino que se aumentan las horas. Si analizamos el coste por hora de clase se mantiene idéntico y continua significativamente alto. Además, al parecer no se tiene previsto bajar los costes del resto de tasas de gestión administrativa o de matriculación en otros cursos o en los exámenes libres que en la actualidad se abonan como consecuencia del “tasazo”

    La medida anunciada acompaña la implantación del decreto que la Consejería ha impuesto sin consenso, dialogo ni acuerdo y que no supone el aumento de planilla para las Escuelas de idiomas ni se acompaña de una menoría económica que mejore la financiación de estos centros. Una nueva regulación que CCOO ha cuestionado y rechazado, recogiendo los argumentos y propuestas de los equipos directivos, equipos docentes así como del alumnado de las escuelas, entre otras cuestiones porque se teme que supondrá un nuevo descenso en el número de matriculas.

    En opinión de Isabel Galvín, estamos, “ante una medida engañosa, además de insuficiente, que acompaña a una regulación que puede ser un nuevo mazazo para el aprendizaje de idiomas en Madrid”. En definitiva, las escuelas de idiomas, como el resto de la educación pública madrileña, no salen de la crisis porque no recuperan la situación que tenían al inicio de los recortes. No dejan de estar en el punto de mira de un gobierno más del PP que, al parecer, quiere que sigan menguando estos centros como consecuencia de la perdida de plantilla, de oferta y de alumnado con lo que esto conlleva en términos de desigualdad de oportunidades educativas y laborales para los madrileños.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.